SIN LUGAR PARA IMPROVISACIONES Por Roberto Anselmino-



Los casos de COVID-19 se multiplican. Y no solo en el área del AMBA. Empiezan a aparecer focos en donde se pensaba que todo estaría tranquilo. No hay dudas: empezamos a escalar un pico del que no sabemos su altura. Tampoco sabemos cuánto tiempo durará el trayecto. Para salvar vidas habrá que paralizar buena parte de la economía. Es la consecuencia del seguro endurecimiento de la cuarentena.
Con una experiencia acumulada de casi 100 días, el Gobierno no tiene margen para improvisaciones en cumplir su deber de sostener el entramado económico argentino. Vienen tiempos de realismo, creatividad y ejecutividad. Hay que preservar a las empresas, en especial a las pymes. Y así se preservarán las fuentes laborales para la PostPandemia. Pero también hay que hacer mucha sintonía fina en materia de ayuda social. Hasta ahora la ejecución de las mismas dejó mucho que desear. Y ni que hablar de que el Banco Central afine la distorsión del sistema financiero que sigue operando como en tiempos normales. Por ejemplo: aún continúa sin resolución el corte de la cadena de pagos.
Los tiempos se aceleran. Toda medida es para aplicar ayer porque aplicarla hoy es tarde. En medio, lo de Vicentín podría quedar como cortina de humo ante el peligro de la destrucción de nuestra economía.



Continúa en Nuestra Radio. Podes leerlo, o escuchar el Informe regularmente en Radio Consumer. Y cada Informativo. De 19 a 20, quedate con todos los Profesionales del día en Consumer Review.

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *