El hilo de Ariadna, es invisible- Por Carlos Yayo Hourmilougue-

Podes leer en diferentes Medios Internacionales, o en Pagina 12, que “Científicos chinos identificaron un nuevo virus que tiene el potencial de generar otra  pandemia. Se trata de una cepa de un virus de la gripe que portan los cerdos y que se puede transmitir con facilidad hacia los seres humanos. El virus fue detectado a partir de la toma de 30.000 hisopados nasales a cerdos en mataderos en 10 provincias chinas y en un hospital veterinario entre 2011 y 2018.
Según los especialistas el virus en cuestión, es similar al de la gripe porcina que se propagó durante 2009. Los investigadores precisaron en un artículo publicado por la BBC que el virus se llama G4 EA H1N1 y manifestaron su temor de que mute y se expanda con facilidad. En ese sentido, señalaron que por tratarse de una gripe desconocida los seres humanos tendrían poca o ninguna inmunidad. El virus fue detectado entre personas que trabajaban en mataderos y en la industria porcina en China. Los científicos consideraron necesario mantener un control riguroso para evitar que se propague y dieron a conocer la existencia del nuevo virus de China en una publicación en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias). “Los cerdos son anfitriones intermedios para la generación del virus de la influenza pandémica. Por lo tanto, la vigilancia sistemática de los virus de la influenza en los cerdos es una medida clave para prevenir la aparición de la próxima influenza pandémica”
, afirmaron en esa publicación.
Hasta allí, el material de los colegas de Página 12-
El 24 de junio fueron confirmados 2.635 nuevos casos de COVID-19 en nuestro país. Se llegó así a los 49.851 casos positivos. Hubo, desde ese 23 al 24 de junio, 31 nuevas muertes. El total de fallecidos al día 24, ascendía a 1.116. Al 30 de junio, solo 6 días después, tenemos 191 nuevas muertes. Y 1307 muertes totales, Infectados que ascienden a 64.530, 14.679 más que hace una semana.
Datos.
Acá se divide la biblioteca entre quienes creen que el Covid19 se manifestó mundialmente con un exceso de alarmismo y que aún son mayores las gripes de cada año, que a veces matan por una bronquitis que lleva a una neumonía. Pero no es así, los datos indican que el Covid19 tiene una tasa mayor de letalidad.
Te sucederá como a mí, no siendo médico, que escuchas los consejos de decenas de científicos, los tiene el gobierno, los tiene más de una institución y ahora los tiene cada canal de cable y de aire.
Sé que las muertes han crecido. Que son reales. La biblioteca puede dividirse en qué tan grave es una enfermedad, o compararla con otras, lo que no se puede es inventar muertes, porque sencillamente suceden. Cada dato, existe.
Imaginé durante años que al mundo alguna vez, seguramente este no será el momento, lo iba a terminar un fenómeno espacial, un gran meteoro, pasan miles cerca de nuestra orbita, o el clima, o un exceso de sol una vez eliminada la capa de ozono, o de una forma opuesta, la falta de luz y calor, algo que provenga del centro de la tierra quizá, pero no, estoy cada vez más convencido que lo vamos a terminar los humanos, y que quienes se salven abordaran una nave para conquistar otros mundos, para volver a destruir el descubrimiento, después de siglos.
En realidad, lo que sucede es qué, lo que no llega es la cura a la racionalidad humana.
Un concepto de la mitología griega “El hilo de Ariadna” refiere una cantidad de observaciones argumentales que cuando se relacionan y analizan, por lo general nos muestran una solución, una salida del laberinto. ¿Algún humano cree de verdad que ante una pandemia universal, los Mandatarios de cada Gobierno del mundo podrán evitarlo? A lo sumo podrán tomar medidas acertadas o erróneas que minimicen un impacto fatal. Esto es, como imaginar que podes cambiarle el menú a cada chino luego de siglos de una cultura que asoma como peligrosa.
Solo lo racional, el ejercicio de la conciencia, el cuidado propio y de aquél a quien en verdad queres, esa “Otredad Humana” que de verdad te interese, puede ponernos a salvo, y la investigación de miles de científicos que en el mundo, no solo en Argentina, carecen más de una vez de los medios imprescindibles para desarrollar y experimentar, haría el resto. Cavallo mandó a nuestros científicos a lavar los platos. Recordarás.
La falta de conciencia y la carencia económica, son los que hacen estragos facilitando la existencia de cualquier virus, que no son de ahora, pero que agravan todo lo que respiremos o toquemos. Vemos con inquietud, que mientras enfermeros y médicos ayudan en Costa Salguero, un sujeto aprovecha ese instante para robar un celular. Nuestra cura, o tratamiento, son todavía muy lejanos.
Y cualquier virus, como una entidad que no posee inteligencia, o cualquier bacteria con hambre, que mañana no pueda ser detenida por un antibiótico, nos superaría debido a su esfuerzo natural, hasta exterminarnos.
Todo esto nos demuestra que no somos una raza superior, que somos débiles, y que el universo comienza a ajustar sobre nosotros una masa crítica colocándonos al límite de grandes riesgos.
Somos humanos. Somos predecibles. Y nos cuesta aprender. Nos cuesta tanto aprender, como ponernos de acuerdo en algo. Para nosotros, El hilo de Ariadna, es invisible.
Seguí en Consumer Periodismo, con grandes colegas.



Autor entrada: Carlos Alberto Hourmilougue

Carlos Alberto Hourmilougue
Periodista. Especializado en Política. Economía Política. Programa Radial La Quinta Pata, con 20 años ininterrumpidos al aire. Trabajó en Multimedios América y CVN, acreditado en diferentes especialidades, política, judiciales, economía, sindicalismo, coberturas provinciales e internacionales durante diferentes crisis sociales. Resume unas 17 mil entrevistas. Actualmente sus columnas son leídas por unas 15 mil personas por semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *