Los Consorcios, un fresco en el límite del surrealismo-Por Patricia Vásquez-

El Gobierno homologó este miércoles un incremento anual del 29% sobre las escalas salariales de marzo 2020 acordado para los trabajadores de edificios, un aumento que siendo lógico y previsible complejiza la proyección financiera de los Consorcios, especialmente para aquellos que tienen planeado solicitar créditos del Programa ATP a tasa subsidiada para afrontar esas erogaciones.

Días atrás advertíamos que el ATP dejaba su traje de subsidio, para cambiarlo a préstamo bancario. Y así fue. Hasta este viernes, aquellos que puntuaron ante la AFIP, que verificó la situación crediticia del Consorcio, pueden solicitar esta ayuda del Gobierno.

La Resolución General 4792 de AFIP reglamenta la solicitud del crédito, en línea con los requisitos establecidos por el Banco Central en la Comunicación “A” 7082. Allí señala que los bancos seleccionados por el empleador, en este caso el Consorcio, acreditarán el monto en las cuentas sueldo de los trabajadores, y que la devolución será en 12 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con un período de gracia de 3 meses. Devolución a cargo del empleador, claro está.  

El trámite ante el sitio web de la AFIP – que realiza el Administrador en su carácter de mandatario –  requiere aceptar por parte del Consorcio  el monto teórico máximo de crédito disponible. Un punto muy importante a tener en cuenta porque se trata de un endeudamiento a mediano plazo que debe tener aprobación de Asamblea.

La suba salarial homologada, si bien es pagadera en tres tramos, es un imprevisto que suma en un contexto financiero complicado para los Consorcios. Sus recursos están conformado sólo por el pago de expensas, y están severamente raleados por las complicaciones económicas de los propietarios. Muchos de ellos sin trabajo o con ingresos muy menguados, o complicados para pagar la refinanciación de la tarjeta de crédito, cuyas tasas financieras trepan a porcentajes exorbitantes.

Clara muestra de la situación, es que un total de 28.437 Consorcios pidieron la ayuda ATP en Mayo pasado, mientras que 21.927 lo hicieron en Abril. Sumaron más de 6.500 en treinta días. El Sueldo Complementario benefició casi a 40 mil empleados de edificios, según informe publicado en sitios gremiales con datos del Ministerio de Producción de la Nación y de la AFIP.

Un fresco en el límite del surrealismo. Recursos ajustados, incremento salarial prudente para este sector esencial en esta pandemia, pero costoso al actual bolsillo de los propietarios y decidir sobre si pedir o no, un crédito para pagar los sueldos del encargado. El Consorcio un reflejo palpable de la situación del argentino de a pie.

En este cuadro de aislamiento preventivo obligatorio, la Ciudad permitió la realización de reuniones de Consorcio a distancia, es decir virtual, para cuestiones “de naturaleza improrrogable”. Una respuesta práctica a una situación de excepción. Pero, pedir un crédito significa generar una deuda en el Consorcio, por más blando que sea el préstamo.

Requiere la aprobación con el tratamiento de todos los propietarios en Asamblea convocada expresamente en condiciones iguales de participación, so pena de afectar la validez de la decisión, y la probable  impugnación o nulidad de la misma.

El Administrador no puede tomar el préstamo sin aprobación de los propietarios, porque está fuera de sus atribuciones. Artículo 2058 inciso d) del Código Civil y Comercial, que, al regular las facultades de la Asamblea, la define como “reunión de propietarios”, y reunión refiere a presencia física en un mismo lugar, en el mismo momento. ¿La Asamblea virtual hoy permite esa igualdad deliberativa?.  Una nueva página de debate que la cuarentena trajo bajo el poncho. 

(crédito foto portada ovacen)

Salidas al aire:

Lee escucha el Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 00 / 12; 00 / 15; 00 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20.

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *