El valor de donar el tiempo. Por Verónica Álvarez Puente-

Hay muchas acciones llevadas a cabo por la voluntad de los colaboradores de una empresa que modifican pequeñas o grandes realidades. No todo lo que se puede donar es dinero. El tiempo que se dona es muy importante porque, además, constituye una donación sustentable y no espasmódica.

Donar el tiempo es encontrar un nuevo espacio para compartir, acercar a las personas y desarrollar valores de cooperación y solidaridad.

Las empresas que entienden su responsabilidad pública promueven en su gente formas de voluntariado social a través de las cuales fomentan los valores humanos, dando un mayor sentido al trabajo y al estilo de vida. Así se desarrolla el voluntariado corporativo, que consiste en esfuerzos coordinados y en colaboración entre los diversos actores de una empresa con el fin de donar tiempo, energía y talentos para satisfacer las necesidades de las comunidades.

El voluntariado corporativo reúne esencialmente tres elementos: los valores de la empresa, las habilidades de sus colaboradores, y las necesidades en la comunidad.

Es por ello que, mediante el voluntariado corporativo, una empresa puede estructurar un programa de voluntarios que la represente para atender y aportar soluciones a los problemas de una comunidad.  Es importante que la empresa provea los mecanismos para coordinar los esfuerzos y que los colaboradores provean espontáneamente sus habilidades, destrezas, tiempo y energía para aportar a alguna causa.

El compromiso con la comunidad implica una participación activa de los colaboradores de una organización en la construcción del tejido social. En esta premisa se origina el voluntariado como un programa para orientar procesos que permitan canalizar el tiempo y el conocimiento de los colaboradores, haciendo de esta actividad una oportunidad para el crecimiento personal y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades.

Junto a la donación de tiempo entra en juego también la noción de vecindad, que hace referencia a un espacio social compartido entre quien da (empresa o persona) y quien recibe (comunidad). Entonces la relación que se propone entre vecinos es de dialogo, de cooperación, de apoyo. Donar tiempo es donar saber, es poner las capacidades de una persona o grupo de personas al servicio de la sociedad.

Por otra parte, donar tiempo es brindar amor, voluntad, es pensar en el otro. Donar tiempo es una gran oportunidad para marcar la diferencia en la vida de una persona. Sentirse útil, sentirse necesitado, sentirse valorado, sentirse amado.

Es tiempo de donar tiempo, es tiempo de donar con un sentido, es tiempo de concientizar sobre la importancia de donar sabiduría, es tiempo de vivir y de acompañar otras realidades.

crédito foto onda exclusiva

Lee escucha el Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 00 / 12; 00 / 15; 00 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20.

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *