La visión del futuro en el 56° Coloquio de IDEA-Malcorra, “una sociedad crispada no decide bien”-

Moderador; Javier Goñi, Director de IDEA y Gerente General de Ledesma

Susana Malcorra advirtió que “una sociedad crispada no decide bien”

La excanciller pidió pensar la Argentina a largo plazo para aminorar las tensiones actuales. Recomendó mantener el equilibrio en la puja EEUU-China, y repensar el Mercosur 

Buenos Aires, 14 de octubre de 2020 –

La excanciller Susana Malcorra consideró que los argentinos, ocupen el lugar que ocupen y tengan la ideología que tengan, deberían “bajar el nivel de crispación” con vistas a la construcción de un futuro nacional, y advirtió que no se llegará a “ese mundo ideal de diseño argentino si cada uno no cede algo”.

Malcorra también se refirió a la posición de la Argentina en el escenario internacional y recomendó mantener una “posición de equilibrio” en la pelea comercial entre Estados Unidos y China, buscar abrir otros mercados como el africano, y replantear el Mercosur entre todos los países miembros para “no quedarnos estancados en el medio embarazo en que estamos estancados”.

Actual decana del School of Global and Public Affairs, de la IE University, la ex ministra de Relaciones Exteriores del gobierno de Mauricio Macri explicó que los empresarios españoles -país donde reside- están en una posición conservadora respecto de invertir en el exterior, debido a la gravedad con que España fue afectada por la pandemia, y dijo que también están observando las apuestas que hacen los hombres de negocios argentinos para decidir si acompañan en un futuro con sus capitales.

En la charla que moderó Javier Goñi, director de IDEA y gerente general de Ledesma, Malcorra instó a pensar y sostener políticas de Estado a largo plazo: “Si nos pusiéramos a pensar como sociedad donde queremos que Argentina esté dentro de 50 años, la probabilidad de que nos pongamos de acuerdo es altísima. Si pensamos a largo plazo, podremos transitar más fácil las tensiones de corto plazo”.

La excanciller resaltó el potencial de la Argentina en varios aspectos, como el medioambiental o el emprendedurismo y la creatividad, y consideró que “hay atributos que podemos revaluar para ser diferenciales a largo plazo, que si los pensamos bien van a alinear las inversiones y la educación de hoy y también van a desatascar esa concentración que tenemos en la Ciudad de Buenos Aires”.

Malcorra subrayó, no obstante, que para llegar a un acuerdo debe haber una redistribución porque “con niveles de pobreza como los de hoy, no podemos diseñar hacia adelante”, y advirtió que “no vamos a llegar a ese mundo ideal de diseño argentino si cada uno de nosotros no cede algo”.

En ese sentido, pidió “bajar el nivel de crispación, nada puede lograrse sin eso. Es una responsabilidad compartida, todos tenemos que ser corresponsables de bajar el nivel de tensión y crispación porque una sociedad crispada no funciona ni decide bien. Los argentinos independientemente de nuestra ideología y rol que tengamos, tenemos que bajar nuestro nivel de crispación”.

Por otra parte, Malcorra evaluó la situación de la pelea comercial entre Estados Unidos y China y dijo que si bien no se compara a la Guerra Fría, condiciona a todas las naciones del mundo, incluida la Argentina.

En ese sentido, consideró que “la aproximación inteligente es la aproximación de equilibrio” y recordó que la Argentina tiene una relación histórica con Estados Unidos, pero su relación con China, si bien es más reciente, tiene un impacto económico destacado que va in crescendo.

La excanciller consideró “fundamental” consolidar la relación con Europa e ir abriendo otros mercados, entre los que mencionó a África como oportunidad. En cuanto a Latinoamérica, especialmente el Cono Sur, sostuvo que es esencial avanzar en la integración en infraestructura.

Malcorra se declaró “Mercosur Creyente” y dijo que “en un mundo tan difícil que requiere de tanta asociatividad, asociarnos a partir de un mercado como Mercosur nos da más capacidad de presencia y de negociación”.

“El problema no es que tenemos mucho Mercosur, sino que ha quedado a mitad de camino. No se ha institucionalidad en sus estados miembros, que se preserve de los cambios de gobiernos. Siempre hay una realidad de los pesos relativos, pero creo que la belleza de esta asociación de que todo seamos capaces de sentarnos a la mesa y darnos cuenta de que es mejor estar juntos que separados. Debiéramos replantearnos cómo seguimos. No quedarnos estancados en el medio embarazo en que estamos”, graficó.

Consumer Periodismo-

56° Coloquio IDEA

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *