“El canto de un ave”, o “Los fenómenos de ladera”. “Paradigmas, otras yerbas y La Militancia de la Vida”- Por Carlos Yayo Hourmilougue-

“El canto de un ave puede confundirse con otros. Hasta hay grandes imitadores como la Calandria. Pero sigue siendo una Calandria. Una mujer puede ser parecida a otras. Un hombre a otros. Pero no lo son, jamás lo serán”.

Una Masa, una multitud dirigida, direccionada, es siempre la misma por más poesía y artilugios que pretendamos colocarles, no los irá a diferenciar el extremo que defiendan fervorosamente, si ensayan violencia para manifestarse.

La masificación humana deja la racionalidad mientras se enfoca en diferentes propósitos, suplantando la emocionalidad en lugar de la sensatez inicial. Es humanamente contagiosa al ser humanamente emocional. No dejaran de ser Masa. Hace siglos las movilizaciones comenzaron por cambiar la historia. Y lo lograron. Ya no.

Desde hace años, centrémonos en Argentina y hasta Alfonsín, las Masas eran críticamente pensantes. 30 años de ausencia educativa y tres generaciones sin estudiar ni trabajar hoy las aleja de aquellas manifestaciones masivas del Alfonsinismo: Actualmente se igualan no solo en sus declaraciones pseudocolectivas, sino en sus actitudes demandantemente coléricas, provengan de Villas Emergentes o de Recoleta.

Una Masa hoy, siempre es parecida a otra Masa aunque sus consignas pretendan diferenciarse. Se trata de deterioro político y social.

Llevando lo emocional a límites impensados no tardan en convertirse en “fenómenos de ladera” donde el desenlace, la deconstrucción y la destrucción de bienes, son imprevisibles. El fervor salta la valla de la Justicia y la Constitución escrita, agravando la propia libertad de todos. Hasta lo leído en un cartel, puede ser violencia.

Solamente se evita cuando la Masa no agrede, ni siquiera verbalmente y deja claro su Reclamo. Lo que puede diferenciarlas entonces es La No Violencia, la Paz, el Derecho al Reclamo y los Canales Institucionales que de hecho, al fallar, son la providencia de Masas hibridas aunque de igual consigna en progreso.

El desarrollo de esto tiene su lógica, que no debemos subestimar. Dejar a miles alejados de los circuitos de la enseñanza, de la distribución, descuidando la base del trabajo, aunque a los organizadores no les falte dinero y de hecho estatal, genera las Masas que estamos visualizando en argentina y en otros países del mundo. Europa es excepcional respecto a nosotros, el ciudadano medio, tiene estudios. Igualmente, sus períodos son críticos. En Argentina se agravan desde la Segunda Presidencia de Menem llegando a estos días.

Hasta Alfonsín, y sobre todo luego de la Dictadura, la Militancia era social y/o universitaria. Se veía fortalecida por dos elementos que hoy no abundan; Justicia y Conocimiento, Preparación, en definitiva. Respeto hacia otras opiniones. Hasta existían los Autodidactas, lectores con formación. Y la clase media trabajaba y aportaba. Hoy, enfrentamos una clase media empobrecida que ha modificado inciertamente su estructura de pirámide, y aunque nos hayan mentido lo contrario, Argentina carece de ascenso social para quien, repito, de Menem hasta hoy, tuviera trabajo.

En uno y otro esquema, y en uno y otro extremo ideológico, la violencia es contagiosa hasta pretender habituarse a la normalidad. “Y dar por sentado que la respuesta violenta es normal, nos pone en peligro a todos”.

Año tras año los mentores de la Militancia Partidaria y Sindical fueron decepcionando políticamente a la sociedad, al no poder compensar sus escasas propuestas para convertirlas en hechos palpables, mientras controlaban sus privilegios. “En la argentina política, el argentino político fue el único privilegiado sin tener que dar explicaciones, contó para ello, con la Justicia asociada, y cuando no, inepta o sin presupuesto”.

Tras la Alianza llego la muerte de la Partidocracia reduciéndose solo a Partidocracia Parlamentaria, con la irrupción de Bloques independientes de dos o más legisladores, cuyas decisiones y miradas de conjunto se orientan a la Media y Macro Política respecto a sus provincias o intereses específicos, alejados de dimensiones reales como educación, rehabilitación de presos, jubilaciones, propuestas económicas Público-Privadas, la búsqueda de inversiones desde un mercado internacional, o la puesta en valor de ámbitos regionales que están devastados. “Perdiendo por otra parte la mirada Federal en la que se apoyan, mientras practican gestiones Unitarias”.  

La Cámpora, intentó desde su inicio recuperar espacios perdidos con herramientas que creyó diferentes más la utilización de jóvenes fanatizados, antes que jóvenes preparados universitariamente, lo ensayó con Punterismo rentado, a costa de una militancia gratuita hacia abajo y de base horizontal, que verdaderamente olvidada y al mismo tiempo adormecida, necesitaba justicia, y desde la dirigencia, se enfocó verticalmente hacia un adoctrinamiento de consignas atrapantes para esa juventud no preparada, sin hechos concretos de trabajo social y universitario en la mayoría de los casos, o muy escasos, respaldando esa supuesta habilitación con Medios Propios y periodistas también rentados, 6,7,8,  Diarios y Radios y TV propias o apropiadas, que bajo el pretexto social y progresista, se convierten en caros operadores hasta nuestro días. De la Transversalidad Política de Néstor Kirchner, cuando Él desapareció no quedó nada en práctica. Sus Dirigentes de entonces, reciclados hoy, no han sufrido impacto alguno en su bienestar, se enriquecieron, y sin embargo la pobreza se ha extendido.

Es verdad que tras ello, el macrismo extendió tal pobreza. Es verdad también que tras aquello, dejó dirigentes de probada capacidad en lo horizontal que obviamente han superado a su creador, y ex funcionarios del PEN enriquecidos que brillan por su ausencia. Amigos. Y quedo el resabio de operadores de Medios como “los Lombardi”, que uno no entiende porque razón son convocados.

En cuanto a los grandes Medios Propios del Camporismo, y en oposición a esa construcción o a partir de ella, hubo y hay operadores del otro lado con un discurso contestatario en Medios que ya existían y cuyas arengas disfrazadas de democracias el tiempo ha agudizado. “Presenciamos una guerra absurda y agotadora de Medios con operadores de lujo, que los pone a la misma altura en uno y otro extremo, donde el Facilismo supera lo Pensante”.

De hecho, es muy escaso el centro crítico que maneja una actitud empírica creíble y juzga solo situaciones, casos y gestiones, buenas o malas. Transitamos una soga floja, donde el periodismo tiene idéntica falta de credibilidad que políticos, sindicalista y jueces. Tanto o parecido a esa militancia eufemística y emocional que llega a nuestros días, inexistente de labores concretas en la praxis, y que alejada del quehacer de décadas atrás, desconocen que el tiempo los pasó por arriba. No parecen enterarse, “atrasan”. Se han quedado en el pasado sin siquiera aggiornar sus pareceres o sus identidades, aunque la injusticia social y la pobreza se acrecienten. Culpan al Capital, sin reparar en los propios errores de sus Dirigencias, las que al menos durante 3 décadas, precisamente han subsistido del impuesto que el capital les ha dejado. El Estado no genera riquezas, no nuestros Estados, contrario a la afirmación de Mercedes Marcó del Pont, solo las administra. Y hasta el momento lo hace mal.

La única militancia actual de importancia que hay que comenzar a visualizar carece de banderas políticas; pasa por cadenas de solidaridad en redes sociales, un elemento enorme y sustancial que dio por tierra con la militancia ideológica y que, encarada por jóvenes emprendedores son capaces de construir una mano robótica para quien la necesita o atienden  a chicos con cáncer a larga distancia uniendo al Garrahan con alguna provincia, sin la presencia de un Estado que los financie, en un trabajo lento que modifica el plano actual creando nuevos paradigmas que ya están instalados y que siguen avanzando, adentrándonos ante lo que llega. Habría miles de ejemplos. 

Son quienes pueden generar los cambios, donde se ve una actitud humana demostrable y joven, a partir del conocimiento. En las universidades el Joven milita por la vida y sus proyectos, y no por un partido. Y se asocia a otros jóvenes en proyectos comunes y cumplibles, nada desmesurados. Proyectos cortos y creíbles, evidentes. Los une un propósito posible, no una revolución ideológica improbable.

Esta aparición de manada chica, es capaz de imitar la mejor tecnología de otros países y ponerlos en práctica en nuestro país y hasta mejorarlos, con bajísimos presupuestos y grandes sacrificios. Porfiando en el saber y sin necesidad de cortar las calles sostenidas por consignas.

La militancia que llega y ya se instala, es la de la Vida, mientras las Masas siguen retrasándonos los relojes a todos, bajo la subestimación dirigencial y la utilización política de casi todos los sectores sugerentemente combativos, en tanto existan políticos con sueldos que los financien en vano y los sustenten con “cajas” desde cada municipio hacia arriba. Asistimos a un momento donde el Teorema de Baglini es más vigente que nunca; cuando sostuvo “que el grado de responsabilidad de las propuestas de un partido o dirigente político, es directamente proporcional a sus posibilidades de acceder al poder”. Podemos resumirlo en que, “Oposición y Oficialismo, aun alternándose, siempre harán lo mismo”.

Contrario a lo que se cree, esos sectores masificados, movilizados por dirigentes o partidos ya debilitados, son más débiles que quien los manda y, se alejan cada vez más de la sociedad en su conjunto al no tener propuestas, sino consignas. Crece abiertamente y por laterales, una Militancia Humana y Solidaria, de la Vida, creadora de lo que no existe y se requiere, con objetivos puestos en el bien común y necesario.

Es momento que cada Funcionario de cualquiera de los 3 Poderes Constitucionales comience a re-verlo, sin distinguir aquí, movilizaciones de izquierda o de derecha, con o sin plata. La verdadera Revolución que genera los cambios, está en la capacitación de las nuevas generaciones, en el desarrollo tecnológico, en el conocimiento y en algo que esta colectivamente faltando, “humildad para aprender”.

“A la Vieja Militancia, ningún dinero estatal, municipio, provincia o nación, podrá sostenerla durante mucho tiempo. De ser así, entonces la desocupación y la ignorancia dejaran de ser solo una Masa para convertirse en una Caótica Fatalidad”.

En los últimos 10 años, hay jóvenes solitarios o de manada pequeña, que han crecido más que en 30 años de experiencias masivamente vanas.

“Argentina está a tiempo. Y si no lo hace la Política, La Justicia tiene una oportunidad histórica”.

Salidas al aire:

El Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 30 / 13; 30 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20. Y a las 23 hs- Consumer Periodismo-

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *