“La Hoguera de las vanidades, y una realidad preferencial” –Por Carlos Yayo Hourmilougue-

No es cierto que en su Comunicado de Prensa, titulado “A un año… balance”, del 9 de diciembre, la Sra. Cristina Fernández de Kirchner no haya mencionado al Presidente de la Nación.

Siempre hay maneras de hacerlo, de modo tal que “omitir a alguien, es mencionarlo”. Aunque lo que menos interés me despierta es desarrollar este tema, rancio de pantallas vulgares y anodinas. Presumo que el Presidente y debido a ello, es más fuerte de lo que el común de la gente cree. Hay que ser duro para ser omitido y por cierto, estar de acuerdo.

Lo que en verdad me preocupa no pasa por estos temas, sino, acaso, por el Informe de la UCA con una Pobreza estimada en el 42.2%, que ya compartimos con ustedes en una de nuestras salidas, o en los datos actuales del INDEC con una inflación del 3,2 en noviembre, o en tal caso el Informe de PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) del día 15 de diciembre;

Se trata de ARGENTINA en “El Índice de Desarrollo Humano (IDH) 2020”, subtitulado “La próxima frontera”, en referencia al desarrollo humano y el Antropoceno

Como Síntesis

Argentina se posiciona en el puesto 46 entre 189 países, con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0,845. Esta posición se debe principalmente a sus componentes de salud y educación, que históricamente han presentado altos valores.

En contraposición, el componente “ingreso” se ha deteriorado, cayendo entre el año 2018 y el 2019. También se presentan desafíos en términos de desigualdad del desarrollo: al ajustarse el IDH Índice de (Desarrollo Humano) por la desigualdad en su distribución, se produce una reducción del 13,7 por ciento. Por su parte, el Índice de Desarrollo Relativo al Género (IDG) ubica al país entre el grupo con mejor posición relativa para las mujeres, si bien persiste una diferencia marcada en los ingresos percibidos por las argentinas en relación a los varones.

En el Índice de Desigualdad de Género, Argentina tiene el puesto 75 entre 162 países, debido en gran medida a su alta tasa de fecundidad adolescente.

La nueva era del Antropoceno requiere nuevas herramientas de medición del progreso del desarrollo que visibilicen las presiones a las que cometemos al planeta.

El Índice de Desarrollo Humano ajustado por presiones planetarias (IDHP) recalibra la manera de evaluar el progreso de cada país. Diseñado para fijar un nuevo estándar para evaluar el progreso humano, el IDHP toma el Índice de Desarrollo Humano original y lo ajusta en función de la presión que ejerce cada país sobre el planeta en dos áreas: emisiones de CO2( dióxido de carbono) y huella material.

Si un país no ejerce presión sobre el planeta, su IDHP (Índice de Desarrollo Humano ajustado por presiones planetarias) y su IDH (Índice de Desarrollo Humano) serían iguales, pero el Índice planetario DHP cae por debajo del Índice Humano IDH, a medida que aumenta la presión.

En Argentina, al ajustarse el IDH del país por las presiones planetarias, el valor cae a 0,778. Esta caída se traduce en una pérdida en términos de desarrollo del 7,9 por ciento.

Datos técnicos, académicos, que nos indican que va siendo hora de no perder tiempo en un pasado que erróneamente nos trajo hasta aquí, no importando quien o quienes hayan gobernado. Aun, ninguno de nuestros 3 Poderes, está viendo el barro que ensucia sus zapatos. Una Realidad Preferencial y Ciudadana, indica que cegueras como estas, ya pasan de graves, son casi apocalípticas en virtud de eliminar cualquier futuro promisorio de regular a bueno. Políticos y pantallas, se siguen prestando a lo peor.

audio en edición-

Salidas al aire:

El Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 30 / 13; 30 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20. Y a las 23 hs- Consumer Periodismo-

Autor entrada: Carlos Alberto Hourmilougue

Carlos Alberto Hourmilougue
Periodista. Especializado en Política. Economía Política. Programa Radial La Quinta Pata, con 20 años ininterrumpidos al aire. Trabajó en Multimedios América y CVN, acreditado en diferentes especialidades, política, judiciales, economía, sindicalismo, coberturas provinciales e internacionales durante diferentes crisis sociales. Resume unas 17 mil entrevistas. Actualmente sus columnas son leídas por unas 15 mil personas por semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *