Estamos bien, vamos peor- Por Yayo Hourmilougue-

El Intendente Mario Alberto Ishii, responsable de José C. Paz, al desnudo, tratando a cada ambulanciero como la mayor parte del peronismo trató a la gente en la provincia de Buenos Aires y como cada Gobernador en cada feudo provincial. Nada nuevo. Los legendarios Paladares Negros en pagos bonaerenses y el poli-feudalismo provincial.

Cualquier político te dirá que lo que Ishii dijo no es nada grave, que tienen que lidiar con la gente cada día. Lo grave es verlo desde otra perspectiva;

El Diputado Asseff explicando, repito, explicando él mismo, “le hayan hecho una cama, o no”, las razones por las cuales solicitaba a empleados propios, parte de sus remuneraciones para la causa partidaria. En fin.

Catamarca, y la inolvidable María Soledad y uno de los peores ultrajes provocados por los hijos del Poder Político Provincial. Podemos agregar los feudos de Formosa, Santa Cruz, La Rioja, San Luis y Santiago del Estero durante décadas. Nada nos hace razonar que llegan nuevas formas de hacer política. Si la Politología indica que el poder democrático se ejerce de abajo hacia arriba, es decir, desde lo comunal, nuestro destino está sellado. La Impunidad es una palabra que debe ser aprehendida.

La manera en que Ishii se condujo no debería sernos ajena. Podríamos  recordar el juicio en Malvinas Argentina a Cariglino, por Empresas fantasmas que compitieron en licitaciones que supuestamente siempre se adjudicaban empresarios vinculados con el propio intendente (9 de abril de 2006 La Nación). O cuando en 2015, más de cien familias que habían demandado al Municipio por intentar adulterar el contrato de financiación de sus viviendas, ganaron el juicio contra Cariglino (La Tecla). Ganaron el juicio a un hombre que se reunía con Duhalde y otros sectores del justicialismo, y que luego fue Macrista. Después de tres años, la Cámara de Apelaciones de San Martín les dio la razón a las familias.

Ahora no podríamos pasar por alto la demanda que se inició contra el actual intendente Leonardo Nardini, por el supuesto faltante de dinero que tenían como finalidad a estudiantes.   Plan Progresar de por medio. “La resolución se firmó en diciembre de 2019 pero se acaba de conocer. Los hechos que analiza la Justicia se registraron en 2015, cuando Leonardo Nardini estaba al frente de la Unidad de Atención Integral (UDAI) de Malvinas Argentinas y manejaba las inscripciones en diversos beneficios sociales”. Lo tenes en Política Obrera, en Clarín y en varios Medios Zonales. La Justicia dirá.

Y cada uno, insiste luego en volver a presentarse como candidato a Intendente. La Pobreza estructural, esa fábrica de pobres, creadas por convicción partidaria y sostenida como negocio político, hace el resto. Con la política que ejecutan muchos funcionarios en argentina, inmunes e impunes, UCA, Indec y tantos organismos privados o públicos, trabajan inútilmente. La Pobreza en Argentina es un negocio electoral donde la estrategia que se simplifica en Redes de pobreza, se deduce en Votos.

Faltan Juicios de mayor envergadura, claro. Pero tropezamos con el peor inconveniente, jueces ciegos o políticamente permisivos. Por presiones o conveniencias. Si liberan a un reo no estando sociabilizado aun, sin enseñarles lo que significa la responsabilidad o un oficio,  ¿Que podrían hacer ante el poder político de turno? De todo el Gobierno Constitucional, nuestro Talón de Aquiles es la Justicia.

Lo peor en muchos municipios es la “Puesta en valor de…” Entonces el Ciudadano pasa y ve  una plazoleta tapada de yuyos que no tiene más de 80 metros cuadrados. Al tiempo vuelve y lee el cartel propagandístico del municipio con un presupuesto de 13 millones. A los tres meses la plazoleta tiene los panes de césped nuevos, un mástil con su bandera, algunos bancos y luz para que resalte por las noches. Cuando se hacen los números, con 4 millones sobraba plata. Pero la puesta en valor fue de 13. Esa es la ganancia municipal para unos pocos, que todos los  vecinos pagamos. Y que sucede en la mayoría de los municipios del AMBA. En la mayoría, como los de Jose C. Paz, Malvinas, Moreno, Almirante Brown. También en San Fernando y en Tigre. Podríamos mencionar muchos más. Hay intendencias que afirman que ya no les alcanza el dinero. Y es verdad, existen casos legítimos, y hay municipios con grandes sobrefacturaciones donde ya no solo engañan, sino que tratan de idiotas útiles a los contribuyentes. Porque además no cierran los números con respecto a la cartelería que ellos mismos colocan a la vista de todos.

El dinero de los Intendentes y sus subalternos, no está en los Planes Sociales. Algunos Beneficios Sociales son justos y necesarios, aunque otros son imprescindibles solo para ellos,  como funcionarios. El dinero que no vemos esta en gastos administrativos y en obras. En presupuestos de infraestructura, desde el asfalto a lo que cada ciudadano con criterio imagine y sabe.

Lo sabe cada edil y cada contratista de obra, y cada intermediario, y cada secretario, y cada intendente. El problema que enfrentan es que a través de generaciones en que se excedieron, y ante la actual pandemia, la caja se les complica, y si se complica caja, se complica poder.

Salidas al aire:

Lee escucha el Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 00 / 12; 00 / 15; 00 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20.

Autor entrada: Carlos Alberto Hourmilougue

Carlos Alberto Hourmilougue
Periodista. Especializado en Política. Economía Política. Programa Radial La Quinta Pata, con 20 años ininterrumpidos al aire. Trabajó en Multimedios América y CVN, acreditado en diferentes especialidades, política, judiciales, economía, sindicalismo, coberturas provinciales e internacionales durante diferentes crisis sociales. Resume unas 17 mil entrevistas. Actualmente sus columnas son leídas por unas 15 mil personas por semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *