LA JUSTA “REALIDAD EFECTIVA” DE LAS MUJERES-Por Luis Tarullo.

Juana de Arco, Eva Perón, Alicia Moreau de Justo, Rosa Luxemburgo, Golda Meir, Marie Curie, Juana de Ibarbourou, Frida Kahlo, Virginia Wolff… Son apenas un puñado, elegido parcial y hasta quizás caprichosamente, de los miles de miles de mujeres que hicieron y quedaron en la historia. Mucha agua y mucha sangre debió correr bajo los puentes para que la mujer dejara de ser solo el “femenino” señalado con una cruz en un documento y pasara a ser un protagonista real y concreto, acercándose al pie de igualdad con el varón.

La aclaración del “acercándose” es pertinente porque justo es decir que falta aún para que esa igualdad sea efectiva, pero indudablemente mucho se ha avanzado, especialmente en las últimas décadas.

Ese “aggiornamiento” inevitable, o mejor dicho imparable, tiene una presencia notable en la Argentina, pese a los atrasos que aún perduran en muchos temas en el país e incluso la pervivencia de cuestiones antediluvianas como los femicidios y la violencia de género, que provocan el asesinato de mujeres a razón de prácticamente uno por día.

Una de las novedades auspiciosas conocidas por estos días fue la decisión de actualización de una de las instituciones más anquilosadas de la Argentina -junto a tantas otras, debe decirse- como es la CGT.

La central sindical, que casi no ha tenido mujeres en su consejo directivo en toda su historia, ha decidido establecer el 50% del cupo femenino en su máxima conducción.

De todas maneras, es temprano como para prorrumpir en aplausos desmedidos pues, como ha dicho el propio mentor político de los sindicalistas, “mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar”. O, apelando a otro refrán, del dicho al hecho hay mucho trecho. El actual consejo directivo de la CGT ha prometido que en las inminentes reuniones de sus cuerpos orgánicos va a dar paso a esa iniciativa, aunque tiene cosas urgentes por resolver, como es su nueva conducción, en medio de una elección legislativa clave para el oficialismo al que adhiere, y la definición de cómo se parará ante el Gobierno y en el marco de una coyuntura socioeconómica complicada. Además, será necesario modificar estatutos sindicales y seguramente superar algunas resistencias internas de parte de quienes no quieren cambiar el tradicional statu quo.

Una de las cuestiones sería aumentar el número de miembros del consejo directivo cegetista e incluso reformar los estatutos de los propios sindicatos para que haya dos representantes, una mujer y un varón, por organización gremial. No obstante, hay un paso ya dado en una gran cantidad de gremios, con una numerosa e intensa participación femenina, no solo en las conducciones sino en la acción diaria.

Y si continúa ese derrotero a través de la CGT, con un protagonismo concreto, la lucha de aquellas mujeres precursoras podrá seguir tomando con trazos más firmes la forma de una “realidad efectiva”.

Salidas al aire:           

El Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 30 / 13; 30 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20. Y a las 23 hs-Consumer Periodismo-

Autor entrada: Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *