El comercio con Brasil, la otra cara de la cuarentena. Por Marcelo Bátiz-

 Todos somos conscientes, en mayor o menor medida, de los efectos que tuvo la cuarentena en abril en la economía, ya sea en el aspecto general o en el familiar o personal. Pero siempre hay algún fenómeno que se destaca. Y en este caso, vamos a hablar de cómo en abril, el primer mes pleno de aislamiento social, Brasil dejó de ser el primer socio comercial de la Argentina por primera vez en más de una década.

   El rubro principal de las exportaciones argentinas al país vecino es el automotor. Y abril tuvo una particularidad: por primera vez en la historia no se produjo un solo auto en el país. Eso, inevitablemente, repercutió en el comercio argentino-brasileño. Y al respecto, la consultora Invenómica destacó una circunstancia que el tiempo dirá si va a tener o no consecuecias: las exportaciones argentinas a Brasil cayeron ese mes un 57%. Pero al resto del mundo cayeron 11%, cinco veces menos.

La consecuencia, como ya dijimos, fue que Brasil fue desplazado del primer puesto en los destinos de nuestras exportaciones. El primer lugar lo ganó China. Y lo ganó por otra particularidad: la agroindustria y la actividad agropecuaria en general quedó exceptuada de la cuarentena. Fue así que en abril las exportaciones de manufacturas de origen industrial cayeron 58% pero las de productos primarios aumentaron 11%. Y, ya lo sabemos, China es el gran importador de soja.

Estos datos no pueden analizarse sin tener en cuenta que en abril hubo cuarentena plena, los 30 días. El sector automotor comenzó a reanudar su actividad en mayo y seguramente volverá en pocos meses a lo que podemos llamar “la normalidad”.

Queda por ver si en esa “normalidad” el comercio bilateral con Brasil vuelve a ser lo que fue. Y al respecto, hay que decir que, más allá del derrumbe que tuvo en abril, el intercambio con los vecinos viene en caída constante desde hace casi dos años.

Audio en Radio Consumer Periodismo-Ir a Reproductor-

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *