Protocolos de Primavera-Por Patricia Vásquez-

Con el avance de la primavera, respaldada en el achatamiento de la curva de contagios de los últimos días, llega una de las noticias más esperada por los propietarios para salir de la somnolencia del invierno cuarentenal: el Gobierno porteño daría la próxima semana luz verde a un protocolo definido y de estricto cumplimiento para la recuperación del uso de los espacios comunes en los edificios con amenities.

La apertura será gradual, siendo las áreas abiertas el paso inicial: terrazas, zonas parquizadas, parrillas – como método de cocina –  laundrys (lavaderos) y canchas de tenis. Los gimnasios deberán esperar para su reapertura.

Así lo adelantó Facundo Carrillo, Secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal durante una charla virtual con Administradores, organizada por ACAPPH, una de las asociaciones que los nuclea.

Desde hace tiempo los propietarios vienen reclamando a los administradores por la habilitación de estos espacios en cuarentena. Una petición maximizada ahora por los días soleados, tibios y la belleza floral de la estación.

En línea con estos reclamos, las distintas cámaras plantearon a la Ciudad, a principios de mes, un borrador de propuestas para la apertura de estos espacios.

El bosquejo contemplaba un protocolo para cada uno, con las medidas de sanitización y distanciamiento social normadas, así como con turnos y restricción horaria para el uso de cada una de las áreas.

Recordemos que la difusión mediática, ¿filtración?, de este boceto, generó un revuelo de tal magnitud que el titular del RPA, Diego Sarrabayrouse, salió al cruce con un comunicado a todas las administraciones, advirtiendo que no estaba vigente “ningún protocolo para la utilización de espacios comunes en consorcios de propiedad horizontal”.

Sin embargo hoy, a estas horas, muchos administradores están siendo martirizados con el tema.

El protocolo de la Ciudad, aún en preparación, devolverá la normalidad, una nueva normalidad a la vida consorcial que, como es conocido, es retrato directo de la personalidad desasada que nos caracteriza.

Una muestra cabal de nuestra actitud son los más 12 mil llamados de vecinos que recibió estos meses la Defensoría del Consumidor, denunciando el incumplimiento de la cuarentena en los edificios. Un dato proporcionado por la titular del organismo, Vilma Bouza, en la mencionada videoconferencia.

La avidez de retorno a la naturalidad se muestra en otro tema con apariencia inocente pero complejo también en estos tiempos de cuidado extremo. La realización de obras en los Consorcios. Y otra vez, la interpretación de la norma. Las disposiciones de la Ciudad no aplican a los edificios y obras menores.

Sólo están permitidas tareas de mantenimiento para los servicios esenciales de agua, gas y electricidad por falta o afectación del servicio, tanto para espacios comunes como para unidades funcionales.

Y obras en estado de riesgo, que puedan ocasionar daños en estructura o linderos (como filtraciones de agua), hasta reducción de ese peligro.  Disposición 210/2020 del Gobierno porteño. 

Las reformas, remodelaciones, ampliaciones, reparaciones y mantenimiento no esenciales, como la pintura, deben esperar.

Esperar como lo hizo Deméter, hija de Zeus, aguardando por su hija Perséfone –  llevada al frío y las entrañas de la tierra por Hedes – para recuperar la alegría,  abundancia, las flores y el calor de la tierra.  El mito griego que hasta hoy explica la llegada de la primavera.

Desasados y defensores de nuestras libertades como somos, esperar y cumplir los protocolos para esta nueva normalidad, nos plantea un desafío. Un reto en este nuevo y difícil cotejo que aún no tiene un Perseo, vestido de vacuna, que nos salve de esta suerte de medusa pandémica. 

Crédito imagen, El Litoral

Salidas al aire:

Lee escucha el Informe al instante, o regularmente en Radio Consumer a las 09; 30 / 13; 30 / 17; 00. Y cada uno de los 7 Informativos. Quedate con todos los Profesionales del día, en Consumer “Síntesis de la Jornada” de 19 a 20. Y a las 23 hs-

Autor entrada: Consumer

Consumer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *